Los topes o reductores de velocidad son dispositivos que ayudan a mantener la velocidad controlada en ciertos tramos de las carreteras. Además, son objetos que funcionan de forma muy básica y práctica.

La instalación es muy sencilla, y las ventajas son muchas, ayudan a prevenir accidentes, muerte y destrucción, asimismo, salvaguardan la integridad y vida de conductores y peatones.

En caso, de que el vehículo vaya a exceso de velocidad, el tope o reductor de velocidad puede ocasionar daños al automóvil y a los ocupantes.

Conoce los tipos de reductores y topes más comunes



Reductores de velocidad

Este modelo es muy resistente, puede durar muchos años en perfecto estado, además cuentan con una base acanalada para ocultar los cables, mientras soporta el paso de los automóviles.

Reductores speed humps

Son reductores fabricados con tecnología de última generación, son de hule y soportan el tráfico de vehículos pesados. Se pueden colocar en carreteras, avenidas y cruces peatonales.

Topes largos y cortos de estacionamiento

Son modelos de una sola pieza, cuentan con franjas amarillas para ser visibles, son muy resistentes y no requieren de mucho trabajo de mantenimiento.

Topes para parking

Son modelos muy resistentes, no necesitan mantenimiento, además soportan el tránsito constante de vehículos. Al igual, que los topes de estacionamiento son de una pieza, flexibles, resistentes y con líneas amarillas.